SUBSIDIOS DE DESEMPLEO EL CHOQUE ENTRE ‘ECONOMISTAS’ Y ‘LABORALISTAS’, OTRA REFORMA INUTIL: “CAMBIAR TODO PARA QUE NADA CAMBIE”

Está claro que aún persiste la confusión sobre el denominado Sistema Nacional de Empleo (SNE), que componen el Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) y los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas. Lo cierto es que, en la práctica, la capacidad del Ejecutivo central para encontrar empleo a los parados es prácticamente nula y su principal herramienta pasa por endurecer el cobro de las prestaciones.

 

Bruselas exige reformas no solo sobre las prestaciones, las denominadas políticas pasivas, sino sobre las activas, las dedicadas a encontrar empleo. Pero estas se encuentran atrapadas en un laberinto competencial, burocrático y político.

 

EL LABERINTO AUTONOMICO

No rechazar un puesto de trabajo siempre ha sido un requisito imprescindible para no perder un subsidio de desempleo, pero de hecho el SEPE no puede quitársela a nadie sin que se lo indique un organismo autonómico, ya que estos son los que tienen la competencia a la hora de verificar que se cumple este requisito. Y también son los responsables de transmitir las ofertas de empleo adecuadas a cada desempleado..

 

El reparto de responsabilidades ENTRE EL Estado y las CCAA se consolidóa en 2003 con la creación del Sistema nacional de Empleo y la transformación del antiguo INEM en el SEPE. En principio, el organismo estatal se encarga de abonar las prestaciones, las denominadas políticas pasivas, mientras que las comunidades se encargan de gestionar las políticas acti

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades