PARA REFLEXIONAR ESTA SEMANA SANTA ¡¡¡ LA REALIDAD NO EXISTE. QUE LO SEPAS !!!

Tu universo no es igual que el de tu perro ni siquiera que el de tus amigos. Aunque no lo creas puedes llegar a recordar cosas horribles que nunca sucedieron. La realidad en la que vivimos es muy frágil.

Nos engañan los sentidos, el cerebro y la cultura; nos engañan hasta las leyes de la física.

Pero, a pesar del vértigo que puede generarnos pensarlo, ser conscientes de nuestros filtros y nuestra percepción limitada de las cosas es el primer paso para empezar a entenderlas de verdad.

 

 

Probablemente existe una realidad pero que no es ni la que individualmente percibimos, ni la que colectivamente nos explicamos. Y aun así vivimos como si la manera en la que entendemos el mundo fuese certera. Pero, son muchas las razones por las que la realidad no existe:

 

1.-Nuestros sentidos nos engañan

Para empezar, no somos capaces de detectar mucha de la realidad que sucede a nuestro alrededor porque nuestros sentidos están muy lejos de ser perfectos. Hay infinidad de sonidos, colores, olores, sabores y otras muchas sensaciones a las que somos por completo ajenos.

 

Pero, no sólo se nos escapan cosas, sino que distorsionamos las que captamos porque nuestro cerebro reinterpreta las señales que recibe, recalibrando todos los colores que tenemos delante, como si pasáramos la imagen por Photoshop para mejorarla. Lo que ignoramos abarca una realidad infinitamente más extensa de los somos conscientes.

La alegoría de la caverna, también conocida erróneamente

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades