Ni la reforma de las pensiones ni la recaudación récord consiguen acabar con el déficit de la Seguridad Social

Escrivá se irá de Moncloa sin cumplir su principal promesa de cuadrar las cuentas en 2023, pese al dinamismo del empleo y la subida de las cuotas.

“El sistema de pensiones recuperará el equilibrio financiero a final de legislatura”. Este es el firme compromiso que se había marcado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para su mandato. E incluso lo repetía como un mantra en plena pandemia, pese a haberse destruido de un plumazo un millón de empleos.

Pero no ha sido posible. Abandonará Moncloa sin cumplirlo. Sin alcanzar precisamente su objetivo prioritario, el más importante, el fundamental: dejar a cero en 2023 el déficit que arrastra la Seguridad Social desde hace más de una década y cuadrar las cuentas de un sistema clave como son las pensiones, gracias al cual viven más de nueve millones de personas y por el que cotizan en la actualidad casi 21 millones de trabajadores.

Pero Escrivá ha retrasado ahora este reto de eliminar el agujero rojo que hay en el sistema hasta 2026, tres años más tarde de lo que se había propuesto cuando fue nombrado ministro. Así lo reconoció en el programa de estabilidad remitido el pasado abril a Bruselas. En 2023 seguirá habiendo déficit, pero también en 2024 y en 2025.

Y eso pese a que en los dos últimos años ha ido poniendo en marcha diferentes medidas enmarcadas dentro de las tres fases en las que se ha aprobado la reforma de las pensiones destinadas a lograr la sostenibilidad del siste

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades