¿Miedo a traspasar tu despacho?

Algunas reflexiones sobre los miedos de la sucesión en los despachos profesionales.

Decía Peter Drucker que “la prueba suprema de la grandeza de un líder empresarial es el acierto con que elige a su sucesor y el saber hacerse a un lado para que sea este último quien dirija la compañía”.

Todos los titulares o socios que están próximos a su sucesión, se preguntan, ¿Cómo afrontar la sucesión? La respuesta es tajante y directa: planificación y anticipación.

¿Cuál es el hándicap de una buena sucesión?

Muchos titulares de asesorías son resistentes a retirarse.

Las razones que se invocan para retrasar la misma son, básicamente, dos: de un lado, la incerteza ante el futuro económico: ¿tendré suficientes recursos para vivir sin preocupaciones?; cuándo yo me vaya, ¿qué va a pasar?, ¿cómo voy a vivir?, ¿de quién voy a depender?

Y, por otro lado, la ausencia del sucesor adecuado que garantice la continuidad del negocio.

Ante esta situación, nosotros respondemos: la planificación de la sucesión debe realizarse cuanto antes, con prudencia, sin precipitaciones, pero cuanto antes, mejor.

Así, se evitarán situaciones traumáticas y, además, se tendrá la tranquilidad de tener cubiertas las contingencias de una desaparición prematura del líder o de una elección desacertada.

La pregunta que surge, ahora, es ¿cómo se planea el traspaso del despacho?

Pues, lamentablemente, no existen fórmulas mágicas, sobre todo porque cada sucesión debe ser un “t

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades