Los hombres no pueden exigir el permiso retribuido para asistir a cursos de preparación al parto, aclara un juez

El juzgado ha declarado que los trabajadores varones pueden disfrutar de la autorización con gratificación

Un varón no tiene derecho a ausentarse del trabajo (y cobrar el día) para recibir cursos prenatales y de técnicas de preparación al parto. Así lo ha declarado el Juzgado de lo Social de Vigo, en una reciente sentencia, en la que aclara que este tipo de ausencias remuneradas, pensadas para la formación preparatoria para el parto de las mujeres, está reservada para las trabajadoras: son ellas las que, a fin de cuentas, dan a luz.

Según los hechos de la sentencia, el trabajador se asuntó de su puesto para realizar recibir un cursillo de índole prenatal con su mujer. El permiso que lo otorgó la empresa no era remunerado, el trabajador alega que estos permisos tenían que ser retribuidos dado el artículo 37.3.f del Estatuto de los Trabajadores que indica que los permisos serán retribuidos “por el tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto y, en los casos de adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, para la asistencia a las preceptivas sesiones de información y preparación y para la realización de los preceptivos informes psicológicos y sociales previos a la declaración de idoneidad, siempre, en todos los casos, que deban tener lugar dentro de la jornada de trabajo”.

Único precedente jurisprudencial

El Juzgado matiza el único precedente jurisprudencial recaído hasta

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades