Los contratos entre abogado y cliente deben tener indicaciones que permitan apreciar el coste total aproximado de los servicios

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido un fallo en el que señala que la cláusula de un contrato de prestación de servicios jurídicos celebrado entre un abogado y un consumidor que fija el precio de esos servicios según el principio de la tarifa por hora, y que no incluye más precisiones, no responde a la exigencia de redacción clara y comprensible establecida por la legislación comunitaria.

Un elemento destacado de la sentencia es que el juez nacional puede restablecer la situación en la que se habría encontrado el consumidor de no existir la cláusula abusiva, incluso si ello da lugar a que el profesional no perciba remuneración por sus servicios.

Con este fallo, el TJUE contesta a una cuestión planteada por el Tribunal Supremo de lo Civil y Penal de Lituania. En la misma, dicho órgano jurisdiccional pregunta al Tribunal de Justicia sobre la interpretación de las disposiciones del Derecho de la Unión que tienen por objeto proteger a los consumidores contra las cláusulas contractuales abusivas. En particular, se interesaba por el alcance de la exigencia de redacción clara y comprensible de una cláusula de un contrato de prestación de servicios jurídicos, así como sobre los efectos de la declaración del carácter abusivo de una cláusula que fija el precio de esos servicios.

En este caso, un consumidor firmó cinco contratos de prestación de servicios jurídicos con una abogada. En cada uno de esos contratos se establecía que los

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades