Los contratos de siete días son los únicos que crecen en 2024

Los contratos de menos de un mes suponen ya 6 de cada 10 temporales 

La reforma laboral aprobada hace dos años y tres meses ha cumplido su objetivo de reducir el número de contratos temporales, pero no ha mejorado la calidad de los que se siguen firmando, que suponen el 55% del total de los firmados en los tres primeros meses del año. De ellos, 1,2 millones, seis de cada diez duraron menos de un mes, cuando antes del cambio legal solo llegaban al 40%. De ellos, 720.000 duraron menos de siete días. Paradójicamente estos últimos son los únicos que crecido en lo que va de año, un 4%, pese al encarecimiento de la ‘multa’ que conlleva su uso.

Se trata de una “cotización adicional” que los empleadores deben abonar a la finalización de estos contratos de duración determinada inferior a 30 días y que desde la aprobación de la reforma laboral ha aumentado un 13,4%, en línea con los incrementos del SMI. Sin embargo, su impacto es cuestionable, a tenor de los datos del primer trimestre del año. Los contratos de menos de siete días no solo son los únicos que repuntan, además, son los más numerosos tras los indefinidos, que caen un 6%.

En cualquier caso, la última subida de las cotizaciones, del 5%, se publicó en el BOE el pasado 28 de marzo, pero con efecto retroactivo desde el 1 de enero. Aunque esto pueda suponer un quebradero burocrático de cabeza para muchas empresas que hicieran contratos cortos en los tres primeros meses del año

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (5 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades