Las vacaciones de Navidad de los hijos menores cuando sus padres están separados o divorciados

Ante las fiestas de navidad que se aproximan, que son sumamente familiares y en donde los que más disfrutan, son los niños, siempre surge entre los progenitores que no conviven juntos, la problemática sobre cómo repartir dicho periodo vacacional, para que el menor/es que al fin al cabo es a quien se tiene que proteger y garantizar su bienestar pueda disfrutar de la compañía de ambos.

Pues bien, el primer escollo con el que nos encontramos es que la ley solo precisa que los hijos deben disfrutar de la compañía de sus padres, sin establecer norma alguna sobre cómo se tiene que realizar el reparto, de ahí que haya que recurrir en el caso de ser de mutuo acuerdo a la voluntad de las partes, o en los procesos contenciosos a lo que fije el Juez de familia.

Siendo incuestionable que, en ambos casos, es importante que se establezca en el caso de los periodos vacaciones de Navidad, Semana santa y verano un régimen de visitas claro, equitativo y si es posible, lo más flexible posible, para que como hemos manifestado, sea lo más satisfactorio posible para el menor/es, y, sobre todo, evite que en un futuro, puedan surgir problemas interpretativos que acaben en caso de desacuerdo, en los Tribunales (téngase en cuenta que con el enorme volumen de trabajo que éstos tienen, en muchos casos la solución vendrá dada después del periodo vacacional, por lo que nulo efecto práctico tendría).

Y para ello, y partiendo de la base de que durante los periodos vacacionales se suspenden

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades