LA REFORMA LABORAL DE YOLANDA DIAZ: ¿ UN SIMPLE CAMBIO DE NOMENCLATURA ?

Uno de los principales objetivos de la reforma laboral de 2022 ha sido reducir la excesiva temporalidad en el mercado laboral español, o lo que es lo mismo, incrementar el número de contratos indefinidos.

 

En principio parece evidente que estar “fijo” en una empresa con un contrato indefinido es preferible a que tener un contrato temporal, pero lo cierto es que los derechos laborales de los trabajadores indefinidos y los temporales tienen una protección similar: mismas cotizaciones a la Seguridad Social, mismo salario en puestos equivalentes (salvo algún plus de antigüedad), mismas vacaciones,… La verdadera diferencia entre un contrato temporal y uno indefinido es a la hora de ser despedido y recibir la indemnización correspondiente.

 

Generalmente, a un trabajador indefinido le pueden despedir de dos formas, con un despido por causas objetivas (art. 53 ET) con una indemnización de 20 días por año, o con un despido disciplinario sin derecho a ninguna indemnización si es procedente.  En caso de que el despido sea considerado como improcedente, la indemnización será de 33 días por año trabajado, por los días de trabajo, con un máximo de 24 mensualidades, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año. En contratos antiguos, los días trabajados anteriores a la fecha del 12/02/2012 tienen una indemnización de 45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades, prorrateándose por meses los per

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades