La reforma de Escrivá se ceba con autónomos y sueldos inferiores a 20.000 euros

Sobre cerca de 13 millones de trabajadores con rentas bajas recae el grueso de la subida de cotizaciones de la reforma de las pensiones, aunque muchos de ellos no paguen IRPF

Autónomos y rentas medias y bajas corren con más del 60% de la subida de cotizaciones sociales y las medidas de ingresos de la reforma de las pensiones. Así lo muestra la Opinión sobre la reforma que ha publicado este viernes la AIReF, que permite este análisis al desglosar por rentas el impacto de cada medida y ofrecer un cálculo del efecto de la reforma del sistema de cotización de los autónomos según ingresos reales. Hay muchos trabajadores con esos niveles salariales, cerca de 13 millones con ingresos de hasta 20.000 euros, sobre ellos recae el grueso del esfuerzo, aunque muchos de ellos no paguen IRPF.

Son estas rentas las que no podrán escapar a la subida salvo que se muevan a la economía sumergida, ya que las rentas altas tienen más herramientas para eludir el alza de bases máximas y el recargo de solidaridad que se les destina, lo que puede mermar el efecto de la reforma.

Aunque la mayor proporción del incremento de la reforma recaerá sobre las rentas salariales superiores a 54.000 euros (un 65% del coste), debido fundamentalmente al aumento de las bases máximas de cotización, y los salarios inferiores a 54.000 euros soportarán el 35% porque sólo se ven afectados por la subida de cotizaciones sociales del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), las rentas med

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades