La Ley de Servicios Digitales

Grandes plataformas como Amazon, Google o Facebook gozan de una posición dominante en el mercado, cuentan con una ventaja desproporcionada con respecto a sus competidores y se han beneficiado durante mucho tiempo de la ausencia de normas o reglas que regulen su actuación en el mundo digital. 

Por ello, la Ley de Servicios Digitales (en adelante, la “LSD”) se centra en crear un entorno digital más seguro para todas las empresas intervinientes, así como para los usuarios, a través de la protección de los derechos fundamentales online.

Alcance y objetivos de la Ley de Servicios Digitales

La LSD entró en vigor el pasado 16 de noviembre de 2022 y será directamente aplicable a toda la Unión Europea el 17 de febrero de 2024

No obstante, grandes plataformas, como las mencionadas en el párrafo introductorio del presente artículo, tendrán que cumplir sus obligaciones en virtud de la nueva legislación con carácter previo a la citada fecha y, como máximo, cuatro meses después de que la Comisión Europea los designe. 

En este sentido, la Comisión Europea designó al primer grupo de grandes plataformas (aquellas que tienen 45 millones de usuarios activos mensuales o más) el pasado 25 de abril de 2023, debiendo estas plataformas cumplir las obligaciones previstas en la LSD antes de la fecha prevista y fijada para el próximo 17 de febrero de 2024. 

El objetivo principal de la LSD es el de modernizar la directiva sobre el comercio electr

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades