La Justicia falla contra Amazon: Los repartidores que usaban sus coches propios eran falsos autónomos

El Juzgado de lo Social número 14 de Madrid ha dictaminado que los 2.166 repartidores que operaban con el modelo llamado Amazon Flex, en el que utilizaban sus propios vehículos, eran falsos autónomos, por lo que deben ser empleados por la multinacional.

«Es la primera sentencia que sufre Amazon por su modelo laboral llamado Amazon Flex, donde los repartidores eran obligados a trabajar con su propio vehículo para repartir paquetes utilizando una aplicación de la compañía que les indicaba la forma de trabajar», señala el sindicato UGT, parte en este procedimiento.

Indica que el Juzgado ha aplicado la doctrina del Tribunal Supremo del 25 de septiembre de 2020, en la que determinó que los repartidores de Glovo tenían una relación laboral con la compañía.

«Esto supone un avance más de la jurisprudencia como mecanismo para llegar a la correcta adaptación las nuevas modalidades de trabajo que se van generando conforme a la integración de las aplicaciones informáticas en los procesos productivos», destaca el sindicato.

En la sentencia se descarta que la empresa opere como mera intermediaria entre los comercios y repartidores.

UGT explica que el Juzgado de lo Social declara de forma tajante que “concurren en definitiva, los elementos de dependencia y ajenidad, que determinan calificar las relaciones jurídicas analizadas  a las que se refiere el acta de liquidación, como relaciones laborales comunes, lo que supone estimar la demanda de dec

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades