LA ECONOMÍA SUMERGIDA EN ESPAÑA NO ES EXCESIVAMENTE PREOCUPANTE

En pleno éxtasis electoral, Pedro Sánchez aseguró hace unas semanas haber «sacado de la economía sumergida a 285.000 trabajadores aflorados»

 

Se define la economía sumergida como aquellas actividades económicas ocultas a las autoridades por razones monetarias, regulatorias e institucionales. La economía sumergida refleja principalmente tareas que, de registrarse, contribuirían al PIB nacional. El informe ‘Fiscalidad de la economía informal de la UE’, elaborado por el Parlamento Europeo, ofrece estimaciones del tamaño y desarrollo de la economía sumergida en la UE hasta 2022 y señala que el aumento de la carga impositiva y la menor libertad comercial aumentan las actividades fuera del PIB

 

La pandemia del coronavirus provocó un fuerte aumento del desempleo y una importante caída del PIB y la renta nacional, principales fuerzas impulsoras de la economía sumergida. Entre 2019 y 2020, estas actividades aumentaron un 9,8 % en la Unión Europea. En España, esta tasa ha ido menguando en los últimos 20 años hasta caer en 6,4 puntos porcentuales hasta el 15,8 % del PIB.

 

Tras la pandemia, donde se ha visto cierta reducción de la economía sumergida, se señala que la inflación y la escasez de energía pueden provocar un aumento de esta tasa de entre un 5 y un 7 % en casi todos los países de la UE.

 

En España, la reforma de las pensiones ha aumentado la carga impositiva sobre trabajadores y, sobre todo, empresas; mientras que

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades