LA COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL NO ES PROGRESIVA

El sistema de cotización a la Seguridad Social no es, en sentido estricto, materia tributaria, pero podríamos hablar de materia cuasi tributaria por sus innegables analogías.

 

Hay Reglamento de la Ley General Tributaria, pero existe superpuesta y en paralelo a la AEAT, la Tesorería General de la Seguridad Social con unos procedimientos recaudatorios propios, un procedimiento sancionador y una Inspección específica, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, lo que refuerza esa analogía o proximidad institucional a la tributaria.

 

Es patente que el principio de progresividad en la imposición, que es un principio indiscutible y con reconocido rango constitucional en materia tributaria, es también un principio que debe respetar la cotización al sistema de la Seguridad Social. Si existe una base de cotización máxima es en contrapartida a que también la pensión máxima está topada, y así de algún modo se confunde nuestro sistema de Seguridad Social con el de capitalización individual en el que la pensión depende de las aportaciones (cotizaciones) individuales.

 

Pero no es ese nuestro sistema sino el conocido como “de reparto” en el que las cotizaciones de los trabajadores en activo de hoy sirven para pagar las pensiones de los pasivos de hoy, y cuando aquellos pasen a ser pasivos, serán las aportaciones de los trabajadores en activo en ese momento las que se tomarán en cuenta para el abono de sus pensiones. Ese simplísimo esquema (muc

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades