La ayuda de sepelio que ofrece el Banco de España a los trabajadores no es un derecho adquirido

La Audiencia Nacional ha desestimado la demanda de los sindicatos contra la decisión del Banco de España de no seguir prorrogando la ayuda para gastos de sepelio al razonar que, como la decisión empresarial de concesión de la mejora se prorrogaba anualmente de forma voluntaria por la empresa y tratándose esta de una mejora con fecha de término, no se cumplen los parámetros para entender que se ha creado un derecho adquirido o condición más beneficiosa de los trabajadores.

El Banco de España acordó en 1964 abonar al colectivo de jubilados y pensionistas que fueron trabajadores de la entidad una indemnización por gastos de entierro. Asimismo, la entidad en 1979 asumió el abono a sus trabajadores fijos en caso de fallecimiento de alguno de sus familiares una cantidad igual a la que satisfacen los servicios médicos de la banca oficial por el concepto de gastos de sepelio.

No obstante, en el año 2006 el Banco cesó como entidad colaborada de la Seguridad Social pero la Comisión Ejecutiva de la empresa acordó asumir los gastos de sepelio de los empleados de Madrid y Sucursales, activos, prejubilados y pensionistas, y de sus familiares beneficiarios de Seguridad Social (SS) , durante un periodo inicial de cinco años, asumiendo igualmente los gastos de entierro de aquellos cónyuges o parejas de hecho que, ante la imposibilidad de ser beneficiarios de la seguridad social de los empleados, prejubilados y pensionistas, por haber tenido empleos de muy corta duración s

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades