JUBILACIÓN CADA VEZ MÁS TARDÍA

Las medidas encaminadas a reducir la brecha entre la edad oficial y real de jubilación ya están empezando a dar frutos

 

El efecto de los incentivos para alargar la vida laboral ya se aprecia. Para empezar se ha dado un incremento de la edad efectiva de jubilación hasta los 65,1 años durante 2023, es decir, 0,3 años más respecto a 2022. Asimismo, la modalidad de retiro demorado (después de la edad legal) se duplica en dos años y ya supone el 10,5% de las altas a la Seguridad Social.

 

Ahora bien, dicho ahorro y el conseguido con la ampliación de los años cotizados más allá de los 25, y que el Gobierno fijó en 19.000 millones para 2050, es insuficiente para hacer frente al retiro de la generación del baby boom. Además, el hecho de que la reforma de pensiones obviara cualquier medida para racionalizar el gasto y, además, indexara el alza de las pagas al IPC, aumentará los desequilibrios del sistema en el futuro.

 

En el arranque de 2024 el balance resultante es que las altas por jubilación demorada se han duplicado y son ya el 10,5% del total, cuando antes de la reforma solían quedar por debajo del 5%. Sin ir más lejos, antes de la pandemia eran el 4,9% del total.

 

Los datos son claros: esta herramienta ha duplicado su efecto y desde Seguridad Social muestran su sorpresa positiva por la acogida que ha tenido. Siendo ya la opción preferida por uno de cada diez nuevos jubilados, esta modalidad suma unos 50.000 retirados dados de alta c

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades