Incapacidad y discapacidad, ¿en qué se diferencian?

Aunque es muy frecuente confundir los términos "discapacidad" e "incapacidad", lo cierto es que tienen un significado muy distinto. La incapacidad es un concepto utilizado en el ámbito laboral en relación a la capacidad de una persona para desarrollar su trabajo. La discapacidad, sin embargo, es mucho más amplia y afecta tanto al ámbito laboral como al personal de la persona que la padece. En este artículo, nuestros abogados especializados en incapacidad, detallan la diferencia entre estos dos conceptos pertenecientes al derecho familiar.

¿Qué es la incapacidad?

El uso del término “incapacidad” queda relegado, única y exclusivamente, para cuando hablamos del ámbito laboral. Podemos decir que, alguien sufre una incapacidad para desarrollar su trabajo de forma completamente normal.

Una persona puede verse incapacitada para poder hacer su trabajo por una enfermedad (física o mental) o por un accidente (laboral o no). Además, estas enfermedades o accidentes pueden ser temporales o permanentes. El reconocimiento de esta situación debe hacerlo el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Incapacidad temporal o permanente

La incapacidad temporal no es más que la popularmente conocida baja médica. Es decir, una gripe o un esguince de tobillo son condicionantes temporales porque en algún momento nos recuperaremos.

Por otro lado, la incapacidad permanente es aquella que se da cuando el trabajador sufre una enfermedad o una lesión que le impide, de

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades