Improcedente el despido de una trabajadora tras reclamar las nóminas atrasadas

El Juzgado de lo Social núm.2 de Vigo declara la nulidad del despido de una trabajadora cesada tras solicitar a la empresa una serie de nóminas sin pagar. La Sala falla que, la medida tomada por la empleadora se trata de una represalia llevada a cabo por la reclamación de las nóminas, vulnerando así su derecho fundamental a reclamar y en consecuencia de esa actuación, ha de abonar a la víctima con 4.666,68 euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

La actora prestaba servicios para la empresa demandada con la categoría profesional de auxiliar administrativo. La empleada cayó de baja por incapacidad temporal en agosto de 2022 y envió un mensaje a la empresa informando que su reincorporación se haría en las nuevas oficinas tras el período de incapacidad temporal y las vacaciones, indicándole que la esperaban a su regreso.

El 5 de septiembre, a medio día, la demandante remitió un correo electrónico en el que reclamaba la nómina de julio y agosto, las cuales todavía no había percibido. Ese mismo día a las 23.57 horas la empresa le remitió carta de despido por burofax por causas objetivas.

Contra dicha acción, la actora interpuso demanda contra la mercantil, reclamando la cantidad de 4.666 euros como indemnización adicional por vulneración de derechos fundamentales, cantidad equivalente a cuatro mensualidades de salario. Asimismo, la pretensión de nulidad del despido se asienta en la vulneración de la garantía de indemnidad, esto es, e

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades