Fin al despido automático por incapacidad permanente: tendrán que adaptarse los puestos, pero por ahora, “hay que tener cautela”

El pasado martes, el Gobierno aprobó eliminar el despido automático por incapacidad permanente de la persona trabajadora. De esta forma, se reforma el artículo 49.1.e) del Estatuto de los Trabajadores (ET). La norma ha sido acordada con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).

Desde el Gobierno explicaron en una nota de prensa que esta medida supondrá “un nuevo blindaje de los derechos de las personas con discapacidad”. Además, “permitirá alinear nuestro marco laboral con los mandatos de la Convención de Discapacidad”.

Pero, ¿qué va a suponer realmente este cambio? Pues bien, para Rosario Romero Bolívar, socia fundadora de RB Legal, “hay que tener cautela”. Ya que, salvo error, sólo se conoce una nota de prensa pero no el texto completo. “Habrá que esperar a la oportuna publicación en el BOE”.

LA LETRADA CREE QUE ESTO GENERARÁ UNA IMPORTANTE CONFLICTIVIDAD

En cualquier caso, “el artículo establece que el contrato se extingue por muerte, gran invalidez o incapacidad permanente total o absoluta del trabajador”. Ahora, el trabajador podrá pedir a la empresa una adaptación del puesto de trabajo o un cambio a otro siempre y cuando sea acorde con su perfil profesional y compatible con su nueva situación.

Rosario Romero Bolívar, socia fundadora de RB
...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (2 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades