Eugenio Ribón sobre la tragedia de la talidomida: «Los poderes públicos deben asumir su responsabilidad e indemnizar a las víctimas»

Aquel último 25 de diciembre, fecha en la que nació el primer bebé afectado por la talidomida y del que Economist & Jurist se hacia eco en un reportaje que caló hondo en sus lectores, sirvió para que el nuevo decano del ICAM, Eugenio Ribón, se comprometiera públicamente a reunirse con los afectados por este fármaco maldito y buscar una solución para el colectivo de victimas españolas, representado por Asociación de Victimas de la Talidomida (AVITE).

Hay que recordar que en  los 66 años transcurridos desde el nacimiento del primer bebé afectado por la talidomida, España se ha mantenido como el único país que aún no ha compensado a las víctimas de este medicamento, causante de malformaciones embriofetales que en España afectó a cerca de 500 niños y niñas.

Los efectos de la talidomida fueron descubiertos a finales de 1962: «Si nuestro Ministerio de Sanidad y nuestro Gobierno hubieran sido eficientes yo no hubiera tenido que nacer así, explica Rafael Basterrechea, afectado por esta patología. En 1963 fue prohibido en Europa pero en España no. En noviembre de 1961 se retiró en el mundo menos en nuestro país, y se siguió recetando hasta 1991.

Niña afectada por la talidomida en 1963 (Foto: Cordonpress)

Treinta tres días después, con el deseo de ayudar en la búsqueda de una solución a esta cuestión, el decano de la Abogacía de Madrid recibía ayer martes 31 de enero en la sede de la corporación madrileña a los afectados por esta tragedia, r

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades