Establece con tiempo tus estrategias de defensa

En la mayoría de las ocasiones, la estrategia de defensa en un caso penal se establece por el abogado al principio de aceptar el caso. Otras veces, tardaremos más en definir esa estrategia en función del volumen de las actuaciones, la complejidad del asunto, nuevas revelaciones que pueda hacernos nuestro cliente, declaraciones de testigos o informes periciales que pongan en duda la versión de nuestro defendido.

Es más, a veces tendremos previstas varias estrategias en vez de una sola, pues según el resultado de las diligencias practicadas en la fase de instrucción, de la práctica de los actos procesales, de los escritos de acusación o incluso de cómo haya sido la práctica de la prueba en el juicio oral, tomaremos una decisión u otra para la mejor defensa de nuestro patrocinado.

Efectivamente, podremos modificar nuestras conclusiones provisionales en la vista oral dependiendo del desenlace de los interrogatorios al encausado, los testigos y los peritos. Así, podremos pasar de solicitar una sentencia absolutoria para nuestro defendido a calificar los hechos como un delito leve o reconocer que nuestro cliente es el autor de los hechos pero que concurre una eximente incompleta, atenuantes, etc., y que la pena para nuestro defendido debería ser una multa o un año de prisión, por ejemplo, en vez de los ocho años que solicita el fiscal.

«Podría ocurrir, igualmente, que al examinar las diligencias, descubramos que han prescrito el delito o los delitos» (Foto: E&am

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades