ESPAÑA PUEDE (Y DEBE) AYUDAR A EUROPA

En España ya se han realizado anteriormente ocho elecciones para cubrir los escaños que nos corresponden en el Parlamento Europeo (las del próximo domingo serán las novenas), y en cuatro ocasiones esas elecciones se hicieron coincidir con otras de ámbito doméstico. Cuando las elecciones europeas se celebran solas, la participación se desploma: en 2004 (45% de participación), en 2009 (44%) y en 2014 (43%). Sin embargo, en 2019 coincidieron con las municipales y autonómicas y la participación rebasó el 60%.

 

Si se mantiene la pauta de baja participación, en estas elecciones europeas votarán aproximadamente 5 millones de personas, es decir, 7 millones de electores que sí participaron en las generales de 2023 se quedarán en casa el próximo domingo. Puesto que no hay un umbral mínimo para obtener escaños y el sistema es proporcional, podrán conseguir escaños algunas fuerzas políticas que en unas generales no tendrían ninguna probabilidad. Así, no puede sacarse ninguna conclusión de carácter general de una votación en la que más de la mitad del censo se abstendrá por puro desinterés.

 

Según la mayoría de las encuestas publicadas la derecha superará a la izquierda en unos diez puntos (en 2019 la izquierda superó a la derecha: en un 2,7%), aunque según Tezanos el PSOE le sacará 13 puntos al PP. Sea como sea, seguirá sin resolverse la formación de un gobierno en Cataluña, y el sanchismo seguirá siendo incapaz de sacar adelante u

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades