ESPAÑA, CON EL GASTO PÚBLICO AL LÍMITE: LA NECESIDAD DE CREAR UN PRESUPUESTO BASE CERO

España no puede seguir instalada en el nivel de gasto desmedido en el que vive desde hace muchos años. Sánchez ha intensificado el gasto público de manera desorbitada, pero más allá de hablar de gastos superfluos no suele ser la parte del presupuesto en la que se enfocan los políticos. La izquierda aumenta el gasto y sube los impuestos, que hunde la economía.

 

El liberal-conservadurismo aplica la eficiencia en la gestión y logra ahorros en el gasto, que junto a la eliminación de algunos gastos menores le permite bajar impuestos para incentivar la actividad económica, pero no llega a reducir de verdad el gasto, porque piensa en las elecciones y la sociedad tiene muy interiorizado que los servicios que le ofrecen han de ser lo más variados posibles y muchos no terminan de asimilar que eso sale de los impuestos de todo, porque obra la ilusión fiscal y terminan pensando que lo pagan otros.

Es más, en ocasiones, cuando la actividad económica parece que va bien y los ingresos crecen temporalmente, algunos políticos liberal-conservadores incrementan el gasto y presumen de ello, sin darse cuenta de que se adentran en el camino peligroso del desequilibrio. Es humano que piensen en las elecciones, pero peor reaccionará el ciudadano si, finalmente, todo estalla y hay que aplicar entonces intensos recortes.

Así, el Gobierno de Sánchez ha llevado el gasto a unos niveles insoportables, que están aumentando la deuda de manera exponencial y que van a suponer una

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades