Es improcedente el despido de la empleada del Lidl que no ingresó la recaudación de un día en la caja fuerte

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado el carácter de improcedente del despido de una trabajadora del Lidl que no ingresó en la caja fuerte parte del dinero recaudado durante una jornada, incumplimiento los protocolos de la cadena de supermercados de origen alemán.

La sentencia, de 20 de diciembre de 2022, descifra que la mujer pudo olvidar introducir la bosa con parte de la recaudación en la caja fuerte en un primer momento, pero lo hiciera cuando introdujo las correspondientes al día siguiente.

El caso

La mujer prestaba sus servicios para supermercados Lidl desde 2010, ostentando la categoría profesional de “Adjunto a responsable de tienda”.

A inicios de agosto de 2020, la empresa comunicó a la trabajadora su despido disciplinario, como consecuencia de un incumplimiento muy grave y culpable de sus deberes laborales.

La mercantil le imputó haber incumplido la política empresarial en materia de flujo monetario, al no haber depositado en la caja fuerte la bolsa de seguridad o safebag de lo recaudado durante un turno, con un importe de 3.645 euros. En concreto, según la empresa, el 13 de julio de 2020, la mujer entró en la oficina para crear el safebag con los billetes del efectivo recaudado durante ese turno, sin embargo, no llegó a depositar dicha bolsa en la caja fuerte.

Despido improcedente

El Juzgado de lo Social n.º 32 de Madrid estimó la demanda interpuesta por la trabajadora y declaró improcedente el despido del

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades