El Juzgado Mercantil de Tarragona perdona una deuda de 37.985 euros a una mujer cuya insolvencia tuvo su origen en el impago de la manutención de sus hijos por parte de su exmarido

El Juzgado Mercantil de Tarragona perdona una deuda de 37.985 euros a una mujer cuya insolvencia tuvo su origen en el impago de la manutención de sus hijos por parte de su exmarido

Solicitó tarjetas de crédito y préstamos y las entidades bancarias se negaron a renegociar pese a su voluntad de pagar

El Juzgado Mercantil número 1 de Tarragona ha perdonado una deuda de 37.985 euros a una vecina de dicha ciudad que se vio inmersa de una situación de insolvencia debido a que inicialmente su exmarido no abonaba la manutención de sus dos hijos establecida durante el divorcio, por lo que tuvo que solicitar tarjetas de crédito y préstamos para salir adelante. Así, el juez aplica la Ley de la Segunda Oportunidad a la clienta de Bergadà Asociados y, por lo tanto, le exonera del pasivo insatisfecho.

En cuanto a los hechos, estos se remontan al divorció de su marido. Pese a establecerse por convenio regulador que el progenitor debía de pasar una determinada cantidad mensual, éste estuvo un largo periodo de tiempo sin pasarle cantidad alguna.

Esto provocó un grave perjuicio económico en el entorno familiar de la mujer, ya que se llegaron a adeudar hasta 20.000 euros que, pese a los intentos de reclamación, nunca fueron reintegrados en su totalidad. “Habíamos acordado pagar conjuntamente las actividades extraescolares, el material del colegios y cuestiones importantes como el dentista. Primer empezó a dejar de pagar su parte en esto y luego también la manutención que se había establecido”, recuerda.

Por este motivo, durante dicho período de tiempo la mujer tuvo que vivir en una situación precaria, lo que provocó que par

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades