El IPC y la jubilación de los ‘boomers’ disparan un 40% el gasto en pensiones del funcionariado

Más de la mitad de los actuales efectivos de la Administración General del Estado se retirarán

en los próximos ocho años

 

El Índice de Precios al Consumo (IPC) y la llegada de los boomers a la jubilación han disparado el gasto de las pensiones de los funcionarios. Según la estadística de Clases Pasivas, a 31 de diciembre la nómina total de las pensiones —que incluye una paga extra— ascendió a 2.975,5 millones. Son 840 millones euros más que en el mismo mes de 2018 y supone un incremento del 40%. Mientras, el gasto vinculado a los pensionistas del Régimen General de la Seguridad Social y el RETA ha crecido un 30%. Entre 2018 y 2023, la revalorización de las pensiones de acuerdo al IPC ha sido del 14,56%.

Según los datos  a finales de 2023 había 706.773 beneficiarios de pensiones y prestaciones de Clases Pasivas. La gestión de este régimen fue asumida por el Ministerio de la Seguridad Social en octubre de 2020. Son un 9,6% más que en 2018, cuando en los registros había 644.750 millones de jubilados civiles, militares y familiares de ambos. En paralelo, las altas anuales se han ido incrementando durante los últimos ejercicios. Mientras, el descenso de las bajas por la mayor longevidad ha protagonizado la estadística.

Los funcionarios incluidos en el Régimen de Clases Pasivas cuentan con la posibilidad de jubilarse a los 60 años acreditando 30 años de cotización. Esto supone que su retiro se produce cinco años antes que el de los tra

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades