EL INVIERNO DEMOGRÁFICO YA ESTÁ AQUÍ. LA TIERRA SE ESTÁ QUEDANDO DESPOBLADA

Hace ya mucho que la despoblación dejó de ser una teoría demográfica de libro y pasó a ser una realidad que, no sólo compromete de manera seria el crecimiento natural de la población, sino que supone un lastre en el ámbito social y económico.

 

El declive demográfico mundial está en marcha. Y eso podría obstaculizar todo el modelo económico mundial, provocando una dramática paralización de nuestra economía global

 

Incluso cuando nos acercamos a los 8.000 millones de personas nacidas en este mundo, las fuerzas que conducen a un descenso de la población ya están en marcha, y se prevé un descenso de la población en las próximas cuatro décadas. No hay que culpar a la guerra, los virus o los desastres naturales, la culpa es nuestro nivel de vida y a la disminución de las tasas de natalidad.

 

La gente está más sana, es más rica, tiene mejor educación, vive más y tiene menos hijos, pero esta disminución de la humanidad no es un motivo de alegría, sino más bien un desastre inminente para nuestra economía. La gran escasez de mano de obra provocada por el descenso de la población paralizará nuestra economía mundial a menos que encontremos formas innovadoras de mantener las cosas en marcha.”

 

Aunque el descenso de la población puede ser un signo alentador para quienes temen que la superpoblación agote los recursos mundiales, lo cierto es que que el descenso de la tasa de natalidad -con las disminuciones más acusadas e

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades