EL INJUSTIFICADO DÉFICIT CRÓNICO DE ESPAÑA

El problema del déficit no se debe a la escasez de ingresos, puesto que la recaudación está en máximos, sino al despilfarro y el descontrol del gasto.

 

La izquierda española insiste en que el déficit presupuestario de nuestras Administraciones Públicas se debe a un problema de insuficiencia de ingresos tributarios. Sin embargo, el nuevo Índice de Competitividad Fiscal del Instituto de Estudios Económicos pone de manifiesto que el agujero de las cuentas públicas se debe al despilfarro de las Administraciones y no a la insuficiencia de los de caudales tributarios.

 

 

“En 2018, los ingresos obtenidos vía impuestos alcanzaron un total de 208.685 millones de euros, de acuerdo con el Informe Anual de Recaudación de la Agencia Tributaria. En cambio, según la misma fuente, esta rúbrica había aumentado hasta los 255.463 millones de euros en 2022. La subida, de 46.778 millones, equivale a 2.225 euros de recaudación extra por cada trabajador ocupado en España. Y, pese a dicho aumento, el saldo presupuestario aumentó del 2,6% en 2018 y del 4,8% en 2022, lo que viene a confirmar que el problema de fondo es el descontrol del gasto”, apunta el estudio.

 

La brecha fiscal puede “cerrarse mediante la puesta en marcha de un programa de eficiencia presupuestaria. En este sentido, el Instituto de Estudios Económicos ha estimado que los ahorros potenciales que podría arrojar un programa de eficiencia que equipare nuestras estructu

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades