El exceso de renta entre el nuevo SMI y los 21.000 euros pagará un recargo fiscal de 43 céntimos por cada euro

Hacienda elevará el mínimo exento del IRPF al entorno del salario mínimo. Los contribuyentes que superen por poco este nivel sufrirán el efecto del tipo marginal

El Gobierno planea ajustar el IRPF para amortiguar el impacto tributario que, de lo contrario, tendría en las rentas más bajas la subida del 5% del salario mínimo interprofesional (SMI). En concreto, según explican fuentes del Ministerio de Hacienda, se prevé aumentar el mínimo exento del impuesto sobre la renta –fijado a día de hoy en los 15.000 euros anuales– para que quienes cobran el SMI no tengan que pagar impuestos. Este mínimo exento, por simplificar, es la cantidad de salario bruto por la que el empleador no está obligado a practicar retención. Es decir, si se extiende a los 15.876 euros (cifra equivalente al nuevo SMI), las rentas más bajas estarán libres de tributar. El problema lo tendrán los contribuyentes que se muevan entre esta cifra y los 21.000 euros al año, que soportarán una retención del 43%.

Todo se explica por un “comportamiento errático” que presenta desde hace muchísimos años el impuesto sobre la renta, tal y como lo define Francisco de la Torre, inspector de Hacienda y director del Foro de fiscalidad de EsadeEcPol. Las consecuencias de esta distorsión se ven en lo que se conoce como tipo marginal del IRPF, es decir, el tipo más alto que soporta un contribuyente cuando supera ciertos umbrales de ingresos. Dicho de otra forma: ese momento en el que por cada e

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (4 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades