El drama de una inmigrante en Madrid por dar una copia de su TIE para visitar un piso

Cuando se hace siempre hincapié en la necesidad de ser recelosos con nuestra documentación e información personal es porque existen razones para ello. Lamentablemente no comprendemos cuán importante es hasta que nos topamos con historias como esta.

Angélica Calero, de 25 años, llegó a España hace un año desde Ecuador. Durante casi nueve meses vivió en una pequeña habitación que alquilaba a unos conocidos por 420 euros al mes en Alcorcón en Madrid.

En septiembre, decidió buscar un piso para ella y su hermano pequeño, de 20 años. La búsqueda, explica, fue “muy estresante”: desplantes, precios desorbitados, pagos por adelantado, exceso de documentación… Pero el verdadero drama vino después: “Me acabo de enterar de que han usado mi identidad para hacer préstamos en bancos”. Es lo primero que Calero dice al teléfono. Está nerviosa y se siente engañada.

La entidad bancaria Cetelem, especializada en préstamos personales, le reclama pagar las cuotas mensuales de un crédito que no ha solicitado. Son 8862 euros a devolver en 33 meses. Casi 270 euros al mes. “Me exigen pagar noviembre y diciembre, y dicen que he firmado un contrato, pero yo no he firmado nada. Todo falso”, relata.

Ante esta situación, la joven realizó una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional de Alcorcón, al sur de la capital, y en ella consta que sus datos ―DNI y nóminas―solo se los ha cedido a las múltiples inmobiliarias y particulares con l

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades