El daño moral por negligencia médica a juicio

La atención médica es uno de los aspectos más relevantes y fundamentales en la vida de las personas. Al acudir a un profesional de la salud, se espera recibir una atención de calidad con el objetivo de que el tratamiento de las enfermedades sea el mejor posible. Sin embargo, los sanitarios no están exentos de cometer errores que resulten en consecuencias negativas para el paciente.

La negligencia médica se refiere a la falta de cuidado, habilidad o atención que un profesional de la salud proporciona a un paciente. Este descuido puede ocasionar un empeoramiento del estado de la salud de la persona tratada y, en los peores casos, hasta la muerte. Entre sus diversas consecuencias, se encuentra el daño moral.

Este tipo de negligencias pueden estar penadas mediante diferentes jurisdicciones. La persona que interpone la demanda por mala praxis sanitaria suele estar motivada por la búsqueda de un resarcimiento, que se traduce en una indemnización a través de la vía civil o administrativa. Asimismo, hay casos en los que se persigue una actuación del facultativo por el que se presentará una denuncia penal.

Distintas vías

  • La vía civil, supone la mejor opción y la más rápida para obtener la indemnización. Mediante esta elección, se demandará a la aseguradora del centro médico y, en muchos casos, se llega a un acuerdo extrajudicial.
  • La vía administrativa, es lenta y compleja. Si el caso llegase al Tribunal Supremo (TS), la espera de la resolución se demoraría e
...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades