DIFERENCIAS ENTRE LAS JUBILACIONES FLEXIBLE PARCIAL Y ACTIVA

Jubilarse no siempre es sinónimo de abandonar el mercado laboral. Una vez alcanzada la edad de jubilación, puede optarse por seguir trabajando: hay quien opta por no retirarse y mantener una jornada laboral completa. Pero el sistema español también contempla tres vías para seguir trabajando de forma parcial y percibiendo unos ingresos por ello al mismo tiempo que se cobra una parte de la pensión. Son la jubilación flexible, la jubilación parcial y la jubilación activa, que son modalidades parecidas, pero tienen también diferencias importantes.

 

 

La jubilación flexible

La jubilación flexible es una modalidad de jubilación que hace posible cobrar una parte de la pensión y trabajar al mismo tiempo, siempre que no se trabaje a jornada completa. Tal como la define la Seguridad Social, la jubilación flexible es la derivada de la posibilidad de compatibilizar la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial, dentro de los límites de jornada a que se refiere el Estatuto de los Trabajadores, con la consecuente minoración de la cuantía de la pensión.

 

Desde 2013, la reducción de jornada bajo la modalidad de jubilación flexible se limita a un mínimo del 25 % y un máximo del 50 %. Es decir, el jubilado debe tener una jornada laboral de entre el 75 % y el 50 % del tiempo de lo que en su empresa o sector se considere un trabajo a tiempo completo. Pero ¿cuáles son los requisitos para acceder la jubilación flexible? ¿Y cómo afecta

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades