Condenadas dos copropietarias a asumir los costes de una obra que beneficiaban a todo el inmueble

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha emitido sentencia condenando a las hijas de un matrimonio a abonar 4.763 euros a su madre en concepto de las obras que la progenitora realizó en el piso superior del inmueble del que las condenadas son herederas al 50 pro ciento. El fallo recoge  que cuando el codueño realice obras indispensables para la conservación de la vivienda, la comunidad hereditaria debe asumir su porcentaje correspondiente de los gastos de dichas obras, sin necesidad de un acuerdo previo al respecto. Pues, el comunero está facultado para ejecutarlas y exigir a los demás que contribuyan a sufragarlas en la cuota que corresponda.

La Sala ha dictado, conforme a lo establecido en el artículo 395 del Código Civil que, todo copropietario tendrá derecho para obligar a los partícipes a contribuir a los gastos de conservación de la cosa o derecho común,  entendiendo por tales los tendentes a evitar la destrucción o deterioro de la cosa y los necesarios para mantenerla en condiciones de servir al destino al que esté afecta, incluyendo fundamentalmente los de reparación y mantenimiento, los dirigidos a prevenir o evitar daños inminentes.

En 2014 la actora y su entonces pareja se divorciaron. Con la disolución del matrimonio se atribuyó a ambos el uso y disfrute del domicilio familiar, atribuyendo a la mujer el uso y disfrute de la planta alta segunda del domicilio familiar y al hombre el uso de la primera planta. Ambas partes acordaron contribuir al 50

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades