Cerca de 200.00 contribuyentes podrán volver a declarar el IRPF en papel tras el fallo del Supremo contra el deber de hacerla por Internet

La relación electrónica del contribuyente con la Administración es un derecho y no una obligación, es el principal argumento que avala la sentencia de la sección Segunda de la Sala Contenciosa del Supremo, que hace suyo los argumentos de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) que recurrió la norma que obligaba a los contribuyentes a la presentación telemática de la declaración de IRPF en 2018.

La sentencia 953/2023, de 11 de julio, que acaba de darse a conocer de la que ha sido ponente el magistrado Rafael Toledano, magistrado de la Sección Segunda de la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, estima el recurso de casación interpuesto por AEDAF y defendido por uno de sus asociados el abogado fiscalista Esaú Alarcón a lo largo de sus 34 páginas

En palabras de Esaú Alarcón, miembro de AEDAF y responsable de la dirección letrada de este asunto, esta sentencia “sigue bastante nuestra argumentación. Tiene dos puntos clave, uno es que la Administración tributaria vuelve a tener la obligación de dar la posibilidad de presentar la declaración de Renta en papel y, no menos importante, el Tribunal Supremos confirma que la relación con las Administraciones tributarias puede ser electrónica, pero esto es un derecho, nunca una obligación”.

Para este abogado, conocido también por su lucha contra el modelo 720 de declaraciones de bienes en el extranjero, en colaboración con otro compañero el abogado Alejandro del Campo y que tambié

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (1 voto)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades