Cartas desde Londres: Hacia la mediación obligatoria en la jurisdicción civil de Inglaterra y Gales (II)

Como en tantas otras cosas de esta vida, dicen que en esto de mediar, todo es empezar.

Puede que este haya sido el motivo por el que, durante estos últimos años, algunos tribunales ingleses hayan pasado en ocasiones de la mera sugerencia de acudir a la mediación a directamente su imposición.

Un buen ejemplo de ellos lo tenemos en el curiosísimo asunto C v RHL [2005] EWHC 873, un caso de medidas cautelares resuelto por la sección mercantil del alto tribunal inglés y donde arbitraje, tribunales ordinarios y mediación se dan la mano, que no es poco.

Según cuenta la sentencia, el escueto demandante “C” firmó un contrato de compraventa de acciones de una sociedad con la demandada, “RHL”.

El contrato de compraventa (el ‘Sale and Purchase Agreement’, también conocido por sus amigos bajo las famosas siglas “SPA”), incluía una simpática cláusula de sumisión a arbitraje de cualquier controversia, concretamente ante la Cámara de Comercio Internacional de Londres, la “ICC” de toda la vida, vamos.

La cuestión es que efectivamente, surgió una disputa sobre si la transacción se trataba en realidad sobre una venta ficticia, por lo que “C” se fue directo a la ICC londinense para iniciar un arbitraje contra “RHL” y que se declarara que la venta no era ajustada a derecho.

Pero, por el contrario, “RHL” decidió pasar de arbitrajes e inició una acción judicial ante los tribunales de Moscú, exigiendo el pago de las cantidades

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades