Asistencia financiera en sociedades anónimas: un caso de garantía atípica

Asistencia financiera en sociedades anónimas: un análisis de la jurisprudencia más reciente

El artículo 150.1 de la Ley de Sociedades de Capital consagra en nuestro ordenamiento jurídico el principio general prohibitivo en virtud del cual una sociedad anónima no podrá prestar asistencia financiera a un tercero para la adquisición de sus propias acciones o las acciones de su sociedad dominante.

En particular, establece que una sociedad anónima no podrá “anticipar fondos, conceder préstamos, prestar garantías ni facilitar ningún tipo de asistencia financiera para la adquisición de sus acciones o de participaciones o acciones de su sociedad dominante por un tercero”. La prohibición se concreta por tanto con respecto a tres conductas (anticipar fondos, conceder préstamos y prestar garantías), que preceden a una categoría genérica o cláusula general de cierre (“ningún tipo de asistencia financiera”).

Sin embargo, el legislador español no define qué debe entenderse por “asistencia financiera” para la adquisición de acciones propias, sino que ha sido la jurisprudencia del Tribunal Supremo la que ha establecido que se considerará asistencia financiera “todo acto cuya función sea financiar la adquisición de las acciones por parte de un tercero que comporte para la sociedad algún coste real o potencial, incluyendo todo tipo de operaciones que, sin constituir un anticipo de fondos o la concesión de préstamos o garantías, tenga un efecto económico – financiero equivalente”.

En este contexto, resulta relevante la reciente Sentencia

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades