Absuelven a una mujer de fraude tras estar la familia 30 años cobrando la pensión de la abuela «por la desidia del banco»

Recoge la sentencia que llama «significativamente la atención que ni el INSS ni el banco se hayan ocupado de comprobar que la beneficiaria de la pensión seguía siéndolo pese a que falleció en el año 1988»

Más de 30 años ha estado una familia cobrando la pensión de la abuela fallecida sin que nadie se percatara del fraude. Según los hechos probados, confirmados por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, la anciana ingresaba mensualmente su prestación en una cuenta bancaria de la que era cotitular su hija. El ingreso continuó efectuándose tras fallecer la abuela en 1988 y, también, cuando murió su hija, en 2013. Un abono que siguió realizándose hasta diciembre de 2019, ya que durante ese tiempo el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y el banco desconocían la defunción de la pensionista.

Esta circunstancia fue aprovechada por la acusada y nieta para disponer de los fondos de la cuenta desde agosto de 2013 hasta diciembre de 2019, sabiendo que se nutría exclusivamente de la pensión de su abuela que continuaba abonando el INSS y así efectuó reintegros, transferencias bancarias, pagos con tarjeta y domiciliación de recibos.

Sin embargo, la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Asturias ha confirmado la absolución de esta mujer acusada de fraude a la Seguridad Social y usurpación del estado civil por seguir cobrando durante seis años la pensión de su abuela fallecida.

Las pensiones ingresadas en la cuenta durante ese periodo asc

...

¿Te ha gustado este artículo?

5/5 - (3 votos)

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades