10 razones para no arriesgarte con un trabajo falso para obtener «los papeles»

Como ya sabemos, una de las opciones más utilizadas por los extranjeros en España para obtener un permiso que le habilite a residir y trabajar en territorio español es el Arraigo Social. Supuesto que si rige por:

  • Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social (art. 31.3)
  • Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, aprobado por Real Decreto 557/2011, de 20 de abril (artículos del 62 al 66 y del 123 al 130).
  • Real Decreto Ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.

Dentro del Arraigo Social hay varias opciones:

1) Sin contrato de trabajo (que permite residir pero no trabajar) si se aportan los medios económicos de un familiar; por ejemplo, el cónyuge y se aporta además el Informe de Inserción Social en el cual se explicite que los medios económicos no derivan de una propuesta de trabajo sino de los medios económicos del familiar (normalmente suele ser el contrato de trabajo de nuestro familiar)

2) Con contrato de trabajo (oferta de empleo) y sin aportar el Informe de Inserción Social porque tenemos un familiar en España que reside legalmente (madre, padre, cónyuge, pareja de hecho, hijo…) pero se aporta el vínculo de parentesco con nuestro familiar y la Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) más conocido como NIE

3) Con contrato de trabajo (oferta de empleo) aportando el Informe de Inserción Social.

...

¿Te ha gustado este artículo?

Recibe todas las mañanas en tu buzón todos las novedades jurídicas

Área de interes

Encuentra tu abogado

Especialidades